Rss Feed
  1. Si si, tu apreta start y prepárate para el
    INFIERNO EN LA TIERRA


    Inspirado por el post de ayer y una conversación que tuve con un amigo sobre antiguos videojuegos y lo chungos que eran muchos de ellos, he aquí pues esta sección que rememora esos años de callos en las manos, arranques de mala hostia y chóped, mucho chóped. Y como comenté en la susodicha conversación, pese a que la distinguida competencia siempre fue buena y muchos de sus juegos me gustaban, siempre fui con los perdedores, siempre fui con Sega.
    Como jugón primerizo he pasado por muchas estapas, pero la más memorable de ellas fue cuando mis padres, hartos de oírme quejas sin fin sobre lo cutre que era mi Spectrum 128k
    me compraron una Master System II con el pack de Sonic + Alex Kidd in Miracle World, que como todos recordareis venía grabado en la memoria de la consola.
    Pronto aprendí el porqué de esto. Mientras que Sonic en todas sus versiones siempre ha sido un juegazo, Alex Kidd fue la mascota que le salió "rana" a Sega; era imposible combatir con Mario y pese a que protagonizó unos cuantos cartuchos, fue relegado al olvido cuando el erizo azul llegó. Es por ello que la única manera de vender este juego, el primero de la saga Alex Kidd, era colarlo en la memoria de la consola.
    Y lo que llegué a sufrir con él. Hasta llegar a al final de la tercera fase, en la que aparece la primera tienda y te enfrentas al primer duelo de "janken" ( "piedra-papel-tijera" en Japón ) tarde unos tres meses aproximadamente. Siempre me mataban a la mínima, y el juego no fomentaba la ayuda que se diga, a saber:

    -No había "continues" para coger en las fases en forma de ítem, solo te los ganabas al haberte pasado un número x de fases, que nunca supe cuantas eran, simplemente cuando perdías la tercera vida, a veces podías continuar y a veces no. Que frustre!
    -Los ítems se guardaban tras comprarlos o encontrarlos y eran de un solo uso; eso en el caso del anillo que lanza rayos, el polvo para hacerte invisible y demás cosas no importaba, pero con el helicóptero a pedales la cosa alcanzaba cotas de drama. Como coño podía pasarme fases en las que literalmente no había suelo y debías volar entre plataformas que no podían tocar el techo del helicóptero? Pues con mucha paciencia, ya que un toque te hacía caer al foso y las plataformas eran un poco enrevesadas. Además el control del helicóptero era chungo, ya que tenías que estar apretando todo el rato el botón para darle a los pedales y si te pasabas de velocidad, hostión al canto.
    -Los duelos de "janken" eran fáciles; te aprendías la secuencia de piedra-papel-tijera que te iba a sacar el enemigo y andando. Pero había una trampa, la inteligencia artificial del juego ( mas artificial que inteligencia, eran 8 bits ) tenía OTRA secuencia diferente que casi nunca salía, en mi caso solo salió 2 veces en años de juego, y que si ibas confiado te jodía la vida.
    -Hablando también del "janken", había un ítem que te permitía leer la mente del adversario para anticiparte. Me explico; en los duelos Alex tiene sobre el una nube de pensamiento en la que puedes seleccionar tu opción para el duelo, o sea piedra papel o tijera. Con este ítem podías mirar la nube de tu enemigo,lo más sensato sería saber de antemano que es lo que iba a sacar, verdad? PUES NO. La nube del enemigo también se mueve entre las diferentes opciones y eso te saca aún más de los nervios, porque cambia siempre de opción décimas de segundo antes de sacar la mano y eso lo hace igual de difícil que no tener el jodido ítem. Gracias, diseñadores de Sega.

    A parte de su endiablada dificultad el juego tenía fases muy jodidas, incluso en la última había un fallo o "bug" que no te permitía pasar por una zona sin morir antes, aprovechando los segundos de invencibilidad tras volver a aparecer. Eso si es dificultad, si no tienes un mínimo de dos vidas te jodes y no te lo pasas. Luego, el enemigo final era increíblemente fácil, solo tenías que pegarte a él ( ya que no se mueve ) donde sus rayos no te tocan y arrearle puñetazos. Menuda decepción.

    Aún así, Alex Kidd, juego que tardé año y medio o más en pasarme, siempre tendrá un lugar en mi corazón, el hijo de la gran puta, ya que durante un tiempo ( tras haberme pasado el Sonic, con este tardé pero no tanto ) fue mi "reto a vencer" más que nada por que no tenía otros juegos en la época. Si me hubieran regalado el Sonic 2 antes de tiempo lo hubiera mandado bien a la mierda, pero con cariño. Gracias Alex Kidd, gracias Sega, me enseñásteis que la vida es jodida y cuando menos te lo esperas, te la mete doblada.

    PD: Y para los nostálgicos, aquí teneis el juego completo pasado por algún psicópata que lo ha colgado en youtube.












  2. 7 comentarios:

    1. Pere dijo...

      Heil to the chimp!!

      us he afegit als meus links.
      Bons nanos i poca feina és el que fa créixer un blog, ebacara que sigui de diarrea mental, com el meu ...

      Salut i endavant!

    2. kikito dijo...

      Sí. Era una putada.

      Pero como era el único juego que teníamos, acabamos pasándonoslo (es increíble el aguante que tienen los niños para las tareas tediosas. joer)

      A mí el helicóptero nunca me jodió demasiado. Lo chungo era la moto. Tenías que dar "saltos de fe" casi todo el rato, sin saber lo que había después. Solía pasarme esas fases de pura chiripa.

      Mis hermanos y yo incluso castellanizamos la onomatopeya del puñetado de Alex Kidd : "Budicú, budicú"

      Alabado sea el simio! Oook oook!

    3. Roski dijo...

      Yo también dí el salto de la Spectrum 128 K a la Master System II.

      Le tengo un cariño especial a Alex Kidd. Fueron horas y horas.

      Hombre, y si se te rompía el helicóptero te caías al agua y podías pasarte la fase por ahí. Más difícil pero no mucho.

      Y había un truco para continuar. Algo así como darle 10 veces a disparar cuando salía la pantalla de Game Over (lo juro, no es una leyenda).

      Saludos. Y...ehhh...alabado sea el simio.

    4. forfy dijo...

      El truco de continuar es cierto! Jeje, lo recuerdo como una "leyenda urbana" (sí tio, a mí me sale) del patio de recreo. En concreto es pulsando Arriba y 8 veces al A en la pantalla de continue.

      Ahora, salía cuando quería. Yo lo he probado actualmente emulado en la Game Boy Advance (una maravilla poderte llevar el Alex Kidd por ahí) y os juro que no tiene lógica ni sentido porque unas veces te dejan continuar y otras no.

      Alabado sea el simio! Chimp, chimp!

      P.d: Ole el efecto gravitatorio de ese Alex Kidd que volaba cada vez que saltabas. Igual que Mario, curiosamente sus saltos eran poco precisos también (aunque sin llegar a los niveles de angustia de Alex).

    5. kuroi yume dijo...

      Lo peor era el rato (eterno para aquellas épocas) que tenías que tener aquello encendido para poder pasártelo: lo ponías en pausa, te ibas a desayunar, volvías a jugar, lo ponías en pausa para que tu madre limpiara el polvo de la TV...

    6. Victor dijo...

      Doy fe de que intenté hacer ese truco miles de veces y nunca me salía, claro que mis mandos tenían la consistencia del chicle Cheiw tras años de manoseo. Pero supe de gente a la que le salió.

    7. Ron Stard dijo...

      Hola, he llegado aquí buscando buenos recuerdos, jeje. ¡La de veces que me habré pasado ya el Alex Kidd! Es el mejor juego de plataformas al que nunca he jugado, junto con el Sonic I (el Sonic 2 era chulo, pero no le llegué a coger tanto cariño).

      Sobre las quejas de si se puede continuar o no: Se puede, pero sólo si tienes al menos 400 Euros/Yenes, ya sabéis, las bolsas de a 10 y a 20 que recoge Alex.

      Es increíble, pero últimamente estoy descubriendo que tiene muchos bugs: ¿Conocéis la pantalla secreta que hay bajo el pulpo? Bien, pues probad a perder todas las vidas cuando lleguéis a la tierra firme, después de bucear, y una vez allí, haced el truco del Continue. Al hacerle volveréis a empezar en el agua, al principio de la pantalla. Una vez allí, dadle a la pausa, y volved a darle a la pausa de nuevo. Veréis qué curioso...